Cristalería de primera calidad a tu servicio

carpintería aluminio
¿Qué son las barras de apertura de aluminio?
8 septiembre, 2020

Si estás pensando en renovar tu hogar u oficina y entre los cambios se encuentra el reemplazo de tus ventanas o puertas de aluminio, quizás estarás analizando qué tipo de cristalería de primera calidad deberás tener. Porque definitivamente, elegir un buen cristal te permitirá tener un aislamiento completamente adaptado a tus necesidades.

Y es que el aluminio combinado con cristal ha sustituido desde hace muchos años a la madera, por su gran durabilidad y fácil mantenimiento. Además, porque aíslan con gran facilidad la temperatura, el ruido y otros factores que pueden afectar el interior.

TIPOS DE CRISTALERÍA DE PRIMERA CALIDAD: ¿CUÁL ELEGIR?

Tener cristalería de primera calidad es esencial a la hora de complementar un cerramiento de aluminio, pues debe ser un elemento que cumpla con tus expectativas y requisitos. Por tal motivo, seleccionar la indicada es un tema realmente importante, por esto, te vamos a contar a continuación los tipos de cristalerías que puedes elegir.

Vidrios flotados

Este tipo de cristalería debe su nombre al proceso de mezclar vidrio fundido en paneles de gran tamaño, que, además, son planos. Y es que durante dicho proceso, el vidrio fundido se flota sobre estaño fundido, el resultado es un panel de vidrio muy fino, delgado y extremadamente liso.

Este suele ser un cristal de bajo costo, además es muy apetecido por ser incoloro y se adapta perfectamente a ventanas, puertas y paneles de vidrio para el hogar. Por tal motivo, es uno de los más utilizados, siendo también muy adaptable a cualquier idea pues es fácil encontrarlo en el tamaño exacto que estés buscando.

Vidrio opaco

Este tipo de vidrio es aquel que permite la entrada de luz, sin embargo, no se puede ver claramente a través de este, es decir, el ojo humano solo percibe sombras. Es un tipo de cristal muy empleado en baños, puertas de ducha y puertas de entrada.
Como te habrás dado cuenta, su principal ventaja es que ofrece gran privacidad, sin impedir el paso de la luz.

 

Vidrios laminados de seguridad

Estos tienen la característica de ser más resistentes, es por esto por lo que son los que brindan mayor seguridad. Están fabricados por medio de un proceso que implica altas temperaturas y presión, esto es lo que permite que sea tan resistente.

Es por lo anterior que, si necesitas cristalería de primera calidad que se sostenga de su marco, incluso cuando este se rompa, esta podría ser la mejor opción para ti. Para que te hagas a una idea, este tipo de vidrio es el que se utiliza en los vehículos, esto asegura que si el cristal se rompe no afectará al ocupante y no caigan cristales dentro del coche.

Otra de sus ventajas es que ofrece eficiencia energética y aislamiento del calor. Pero también aísla el sonido y reduce los rayos UV.

Vidrio templado

Este se fabrica empleando un método de templado térmico. Se caracteriza porque aporta gran durabilidad estructural y por ende, mucha seguridad. Por lo general se instala en zonas en las cuales hay altas temperaturas, por lo cual, es ideal para los baños, las puertas exteriores del hogar y la cocina.

Y es que es tan resistente, que incluso se mantiene junto cuando se rompe. Puede ser una muy buena opción para las puertas de locales comerciales, pues aporta mucha seguridad al lugar.

Lo que sí debes tener en cuenta, es que este cristal no puede ser cortado después de templado. Por esto es necesario estar completamente seguros de las medidas de la estructura antes de fabricarlo, dado que este se calienta sobre 1200 grados y posteriormente se enfría rápidamente.

Vidrios con doble acristalamiento

Están elaborados con dos hojas de vidrio que en el centro contienen aire deshidratado. Todo esto va, por supuesto, sellado herméticamente, lo que hace que el cristal tenga un mayor aislamiento térmico.

Y es que ese aire deshidratado, impide el paso del calor o el frío desde el exterior al interior. Incluso puedes instalar vidrios triples, esto quiere decir que cuentan con dos espacios o cámaras de aire deshidratado y una lámina extra de vidrio, otorgando así, mucho más aislamiento.

Pero no solo aíslan las altas temperaturas, sino que también controlan muy bien la entrada de sol y de sonido.

Ahora ya sabes que puedes elegir el tipo de cristal según tus necesidades, esto te permitirá poder sacar el máximo provecho de tus estructuras de aluminio por mucho más tiempo.

Contacta con nosotros para más asesoramiento.

Los comentarios están cerrados